“Hemos recibido el total apoyo y no hemos tenido ningún incidente que lamentar. Hemos tenido la participación de jóvenes, de los niños, de personas solidaras y aquí vamos a estar hasta que podamos mantener la situación” indicó Nahun, miembro de la Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH).

Luego de que la población de Sambo Creek y sus alrededores se autoconvocaran para salir a las calles éste 30 de Noviembre en contra del proceso de elecciones que está siendo sumergido en un acto de corrupción más por parte de órganos del Estado, tales como el Tribunal Supremo Electoral (TSE), los habitantes decidieron realizar la toma indefinida de la carretera CA-13 una autopista  con una longitud de 194 km que conecta a San Pedro Sula con Omoa y Puerto Cortes, el Progreso, Tela, La Ceiba, entre otras ciudades del Atlántico del país.

La toma se ha desarrollado durante todo el día, llevando más de doce horas paralizadas las calles y que por los momentos no se ha reportado ningún tipo de represión, según informó Nahun.

Asimismo Nahun señaló la participación de militantes del Partido Nacional en las manifestaciones sumándose de manera pacifica.

Por otra parte Nahun hizo énfasis en los principales amenazas que representa la reelección del actual mandatario Juan Orlando Hernández del Partido Nacional, entre ellas: el espejismo de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDES), las hidroeléctricas, La Ley de Pescas, entre otras que violentan la voluntad e independencia de los pueblos originarios de la población hondureña.